Mi MoJoKit básico

Cuando en mis cursos llega la parte de poner manos a la obra y abro mi mochila para que mis alumnos vean y utilicen mi MoJoKit es una especie de mañana de Reyes desenvolviendo los regalos. Es cierto que para los cursos llevo todos los accesorios que tengo, desde los primeros que adquirí hasta los más recientes; y también es cierto que no los utilizo todos.

Cuando me preguntan qué elementos son básicos para un periodista móvil lo tengo claro: baterías externas, un micrófono, un estabilizador y un trípode.

Baterías externas de todos los tamaños, porque lo peor que nos puede pasar en medio de una cobertura es quedarnos sin herramienta de trabajo. Con una batería portátil no dependemos de la electricidad y podremos seguir con nuestro trabajo al tiempo que vamos recargando el teléfono.

Si vamos a realizar alguna entrevista, o si nosotros mismos vamos a ir narrando, siempre recomiendo un micrófono. Aunque el micrófono del teléfono, en unas buenas condiciones, puede ser suficiente, con un micrófono siempre podremos eliminar ese “ruido innecesario” que puede estropearnos la grabación. Para empezar uno de solapa no está mal.

Un soporte estabilizador nos ayudará a amortiguar el movimiento de la grabación, e incluso nos servirá de soporte para más accesorios (micrófonos, lámparas led…).

Y para estabilizar un trípode ligero es el último de mis básicos.